jueves, 8 de septiembre de 2011

La luz de la mañana

Hoy me ha despertado un rayo de sol, uno de esos que se cuelan por entre las rendijas de la persiana de mi casa. Estaba acurrucado, calentito en mi cama de sabanas blancas, soñando con no sé qué … nunca recuerdo los sueños.
La luz de la mañana se ha estampado contra mi cara, estirando de los parpados hacia arriba para despertarme. Que gusto, la luz de la mañana, dorada, líquida.
Al subir la persiana he visto la calle recién regada, casi me llegaba el olor del asfalto limpio, el ruido de los coches mas madrugadores y la cigüeñas que cada mañana veo atareadas, con pequeñas ramas en el pico.
Al echarme agua sobre la cara y mirarme en el espejo me he descubierto como otro, como aquel ya no soy. Como este que todo lo tiene claro.
Sigo con barba, así que nunca llego a saber si el que me toca vivir es mi yo de siempre o el universal, ese que se inventa su vida porque es más chula.
Creo que me he aprendido tanto mi papel de universal que he sido consumido por el personaje hasta el punto de que yo ya no soy yo, soy el otro, el que me he inventado porque llevo tanto tiempo con él que el otro es solo un vago recuerdo.
No quiero decir que yo no me gusto, estoy encantado de haberme conocido y cada día más, solo que este proceso que la gente llama madurez, no se hasta que punto es real o tan solo una funda a nosotros mismos para dejar debajo lo feo, lo que es mejor que no se vea, o lo que incluso nosotros mismos queremos olvidar.
He desayunado, poco, ahí que mantener la línea, que uno ya esta en una edad como para cuidarse, mira que esto de la juventud se acaba, se esta acabando por mucho que lo estiremos o nos estiremos cremas rejuvenecedoras sobre la cara y antioxidantes por toneladas.
He salido a la calle y el sol me ha escupido de sopetón sus rayos UVA que tanto estropean, menos mal que estoy protegido y nunca tomo el sol, pero hoy me he dejado embadurnar de ellos, solo por un día dejo que la luz de la mañana me inunde y vista de sol.
Soy feliz. Ahora soy feliz. Me lo repito como un mantra una y otra vez. Soy feliz, me gusta como soy, no me afectan las cosas. Cuando dios cierra una puerta, abre una ventana. Tengo el corazón contento, veo la vida de otra manera.
Una y mil frases que poco a poco han ido convirtiendo mi yo tonto, el que siempre me acompañó, el que se quedo atrás por su condición de imbecil, en mi otro yo, el universal, el subidito, el seguro de si mismo, el que tiene las cosas claras.
Ahora que estoy tan barnizado de este que ya no recuerdo de como era el otro, puedo decir que estoy en mi punto justo, en el que quiero quedarme, donde las cosas me importan menos, donde me he des radicalizado, donde me siento cómodo. Y al otro, pues cuando aflora saco el bastón, le doy un palo y se vuelve a quedar anestesiado un tiempecito, sin molestar.
Básicamente estoy donde quiero estar, soy lo que quiero ser y vivo como quiero vivir.

9 comentarios:

  1. Y muy bien que haces de disfrutar lo que eres y como eres. De ser tú mismo y sentirte plenamente pletórico y feliz.
    Siempre es gratificante leer estos paneles... le levantan la moral a uno...
    Un abrazo. Angel

    ResponderEliminar
  2. Es verdad eso de que la luz del sol de la mañana es todo un regalo de vida. Parece que el Camino te ha cargado de energía positiva, jeje (y me queda por leerme toda tu crónica, que yo también he estado ausente). Me alegra mucho eso que dices que has encontrado el equilibrio. Felicidades. Saludos y besos.

    ResponderEliminar
  3. cuando escribes asi ,me dejas pensando en que a mii me sucede lo mismo.

    Pienso tambien que las cosas buenas y malas que me suceden hacen de mi la persona que soy!
    Me alegra mucho que estes en paz contigo mismo que estes alegre de ser y estar .
    Un enorme abrazote!

    ResponderEliminar
  4. En los últimos meses he perdido un poco el rumbo, pero me siento tan retratado. Ese he sido yo hace nada, ese espero volver a ser. Aunque lo que creemos ser es siempre más frágil de lo que vemos y más resistente de lo que creemos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Pues no sabes la suerte que tienes tio! no todo el mundo puede decir que viva de acuerdo a como es.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  6. Me alegra mucho verte tan optimista y tan relajado, y estoy seguro de que este estado te va a durar bastante.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Y yo que me alegro por ti :)

    A disfrutar del fin de semana, y del resto del tiempo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Vamos, que vuelves otra vez con tu yo universal y todas estas cosas raras que se te pasan por la cabeza?? Así, normal que estés feliz, vamos, como si te hubieses fumado algo.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  9. Ayer escuchaba en el hormiguero, que uno es lo que piensa, y que si pensamos que somos felicies, lo seremos, que si pensamos en positivo, todo irá mucho mejor. Imagino que ese proceso todos debemos vivirlo, y sería genial poder levantarse una mañana y descubrir que la persona que tenemos en el espejo nos gusta, no nos importa como este, si tiene tripa o no la tiene, si es rubio o moreno, si es algo o bajo, porque solo nos importará lo que lleve dentro. CUando yo descubra eso, te aviso.

    Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...