lunes, 18 de abril de 2011

Prefiero y Prometo

Prefiero las cosas sencillas, básicas, esas que nos satisfacen a poco precio. Que sé yo, una tarde de charla, un paseo sosegado por el campo, leer a Benedetti frente al mar, pedalear con mi bici por el Retiro.
Prefiero que me quieran, a que me ignoren, respetar a ser a respetado. Prefiero escuchar lo que me cuenten que bombardear a nadie con mis traumas, que para eso ya esta el blog.
Prefiero a una persona buena que a cientos malas, y a un amigo que merezca la pena, que a muchos conocidos a los que saludar.
Andar por la vida con paso firme, que de puntillas no se aguanta el equilibrio.
Prefiero el olor de la piel recién lavada, que un exceso de perfume, una sonrisa sincera que la que me ofrecen el banco (solo cuando voy a ingresar).
Aun mantengo un poso de inocencia, ya es difícil, no quiero ser un resabiado de la vida, un adulto maduro y con las ideas claras. Prefiero seguir paseando por el país de “nunca jamás”, que crecer de golpe y tenerlo todo claro. Así no me cuestionaría nada.
Prefiero respetar otros puntos de vista, la fe de los demás, las ideas políticas de cada uno, que imponer las mías (exponerlas es otra cosa).
Disfruto más perdido en cualquier tasca, en cualquier antro de Madrid, que en las discotecas mas selectas. Prefiero a la gente de la calle que a los del Congreso, normalmente son mucho más sabios. Prefiero contar lo que me sale de dentro que imponerme una norma.
Me quedo con el verbo querer y no con el de odiar, el cual destierro de mi vida en cuanto empieza a hacerse notar (debe ser algo humano).
Prefiero las faltas de ortografía, las palabras mal dichas de mis vecinas del barrio, las conversaciones de las señoras en la cola del supermercado, que a Sarkozy, Merkel y Zapatero en la sede de la unión europea decidiendo el futuro de la humanidad … Así nos va!
Prefiero tolerar, que discriminar; la peseta al euro, el dialogo a la sordera. Prefiero el olor a cocido madrileño en casa de mi madre, a un asado de foie de oca, con guarnición salvaje del mas allá, aromatizada con canela clavo y azafrán de las islas Seychelles.
Prefiero la literatura a la prensa, la música al ruido de los coches. La fe en Dios, a la negación de la existencia del alma. Prefiero creer que somos algo mas que materia, como un cerdo o una vaca, y que de repente nos hemos convertido en seres humanos. Prefiero pensar así.
Prefiero que España sea una, y no dos, que lo de las dos Españas me suena a algo malo, muy malo que no quiero fomentar.
Prefiero ser tonto, a ser tan listo como la mayoría. Por que a un tonto siempre le queda la opción de aprender, caer, levantarse y equivocarse, que a los tontos todo se nos perdona.
Por eso prometo respetar por igual a las personas de derechas y a aquellos que aun creen en la izquierda. Yo me quedo en medio, lo prefiero, por que ambos tienen la misma parte de razón y derecho a creer en lo que quieran.
Prometo que mientras tenga vista, y cordura, seguiré soñando con los versos de Machado y las historias de García Márquez. Que seguiré escuchando toda clase de música mientras mis oídos puedan oir lo que cada uno me quiera contar. Cada post que leo vuestro, engrandece mi catálogo de conocimientos.
Prometo no abandonar jamás a mis amigos, ni que nadie de mi entorno se sienta olvidado por mí. Querer a los que me quieren y a los que me odian. Poner la otra mejilla no me hace débil sino superior al rencoroso.
Llamar al amigo que no me llama por falta de tiempo no me rebaja, me engrandece. No crecer, no me hace inmaduro, sino capaz de mirar el mundo cada día con ojos nuevos.
Creer en Dios no me hace ignorante, ni infantil, ni antiguo, ni mojigato, me hace persona; al igual que creer en el ser humano, me humaniza.
Prometo conocer gente nueva, propósito que me persigue desde hace tiempo, reírme de todo, aprender de la sabiduría de los demás.
Y prometo, ante todo, ser feliz conmigo mismo y hacer felices a los demás; algo que hace bastante tiempo que conseguí gracias a mis “prefieros y prometos”.

19 comentarios:

  1. No, si ya lo decía el otro, que también se quedaba en el centro, "puedo prometer y prometo", claro que ya se sabe como son los políticos... y después de metido, nada de lo prometido...

    Yo creo que estás enamorado, me da a mi, eh, que llevas últimamente unos posts más de psicoanálisis.... o eso, o que la primavera te está entrando con buen pie, lleno de propósitos.

    bicos Ricos

    ResponderEliminar
  2. wow! que buena entrada! muchas de tus preferencias y promesas las comparto! como podemos pensar tan parecido? No me le explico.

    Me ha gustado muchisimo!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues vamos a ser 3 ya que compartimos preferencias sobre todo, siento y veo muchas de esas cosas como tú lo haces.
    Me encantan esas promersas también comparto algunas, espero cumplir las mías y que tu cumlas las tuyas...al menos poner todo el empeño en ello.
    Precioso post! Me ha requeteencantado.
    Bicos!

    ResponderEliminar
  4. la política se pone tan pesada que si mejor ni hacerle caso.Me gusta tu entrada.

    ResponderEliminar
  5. Ante todo, hay que ser feliz o al menos intentarlo. Y para ello hay que saber disfrutar del viaje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues en vista de tu declaración de intenciones, prometo no intentar cambiarte y prefiero que seas así :)

    ResponderEliminar
  7. Prefiero aceptar a la persona tal como es, no deseo que nadie me prometa algo ya que algunas veces esas promesas se las lleva el viento..
    Primavera

    ResponderEliminar
  8. Me identifica lo que decís. Son de esos relatos o deseos que a uno se le vienen a la mente en momentos donde se siente muy aprisionado por el mundo contemporáneo. Hay salidas... Y las salidas son las que nos alientan a vivir mejor. El placer del arte, del tiempo libre, de la lectura, la música y los paseos en bicicleta. Yo también voto por eso.

    ResponderEliminar
  9. Dios... el olor a cocido en casa de mamá... me recuerda a mis resacas adolescentes, los domingos, ese olor era el único capaz de levantarme de la cama para que un caldito caliente fuera lo primero que me echara al cuerpo... que rico por dios!
    Me gustan tus principios, me gustas tú.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  10. Prefiero casi todos tus "prefiero". No sé si prometería muchos de tus "prometos". Y eso es bueno, esos matices que nos hacen distintos son los que dan interés a la vida, los que nos permiten confrontar visiones y opiniones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pimpf: jaja. Debe ser frase de los hombres serios de Centro … No te metas con Suárez que ambos lados le defienden …
    Pues ya me gustaría a mí estar enamorado, pero no hay manera. Estoy enamorado de muchas cosas: de la vida, de mis amigos/as de mis proyectos.. Pero de otra persona como que de momento no. A ver si la primavera me regala un nuevo amor.
    Gary: tal vez, hay ciertas cosas que son verdades universales, algo que todos pretendemos o deseamos o queremos hacer. Coincidir contigo en lo que sea es un placer en cualquier caso.
    Bolboteira: La verdad es que son promesas que me hice a mi mismo hace tiempo y que de momento sin ningun esfuerzo cumplo. Me gusta saborear la vida y eso solo tiene un camino. Me encanta que te requeteencante.
    Damian: Yo de política últimamente estoy OFF. Me agobia ver las noticias y ver que todo va tan mal en todas partes, así que me acojo a mi yo universal y vivo mi universo paralelo.
    Christian: Un buen resumen de mi post. Y creo además que para ser feliz uno debe ver la vida sin muchos adornos, lo básico, casi siempre es lo que más felices nos hace.
    Lilith: Gracias. De todos modos cualquier cambio propuesto por ti, siempre será para mejor.
    Primavera: Prometer, solo se debe lo que se pueda cumplir. Si son promesas como las que yo expongo, las puede cumplir cualquiera, aunque a veces a la gente les parezca complicado. Yo soy hombre de palabra, lo que prometo, lo cumplo siempre …
    Adrianofanes: Vamos a hacer un club de gente sencilla. De los que disfrutamos con lo esencial (que al final es lo mas importante). Un suerte encontrar por aquí personas tan afines.
    Cita: Pues si. Ese recuerdo tan arraigado, el sonido de la olla en la cocina … y sobre todo Mamá dando vueltas por la casa. ¿ No es sufriente para ser feliz?
    Me gusta que te guste
    Mikgel: realmente así es. Cada opinión distinta debe ser respetada, por supuesto. Darnos la razón en todo tampoco sirve de mucho. No obstante mis prometos son muy básicos: Ser buena gente, y disfrutar de lo que la vida ofrece … es fácil prometer esto
    Encantado de tenerte por aquí.

    ResponderEliminar
  12. Pues claro, cari qué tú tienes derecho a creer en lo que quieras, a vivir según tus convicciones, a ser como deseas ser. Algunas de tus afirmaciones las suscribiría cualquiera como cuando dices: "Prefiero que me quieran, a que me ignoren" que es una cosa clara, pero la cuestión sería: "¿Prefieres que te odien a que te ignoren?" Esa es otra cuestión...

    Y cari, yo quiero resaltar un punto en el que ya chocamos (con todo cariño, claro, jaj) en otro post. Es en tu afirmación de que "creer en dios te hace persona". Pues ahí no estoy de acuerdo pq volviendo la frase por pasiva, quieres decir que ¿los que no creemos no somos persona? Está bien que te defiendas, pues puede que algunos te llamen infantil o mojigato por creer, pero a mí que no creo, tb. me jode que me llamen "ateo trasnochado" o seres deshumanizados o, ya puestos "no-personas" jajaja. Quiero decirte, que efectivamente tu puedes ser lo que quieras, pero que en tu discurso de intenciones, en tu filosofía de vida, en tu manera de ser que muestras sencilla y claro, que quieres estar cercano al pueblo y a la gente de la calle, y que no te gusta mostrarte arrogante ni te importa poner la otra mejilla ya estás en esa frase "elevándote" de alguna manera por encima de los que no cree, y por tanto, excluyendolos... jaja

    Yo soy de los que no creen, y no me considero que por eso sea menos persona, ni llamo a nadie infantil ni mojigato. Pero si que me parece mal que muchos creyenes de golpe en el pecho llamen a los gays "enfermos" y que la iglesia sea tan homófoba y machista. Y me indigan que los creyentes no reaccionen.

    Bezos.

    ResponderEliminar
  13. Thiago: Como siempre tu comentario es el más elaborado e interesante por la vuelta que das al asunto. Tienes gran parte de razon en casi todo, pero a veces buscas cosas que yo no quiero decir.
    Por ir punto por punto: no quiero ni que me ignoren ni que me odien, pero puestos a escoger, pregiero que me ignoren desde luego.
    Por supuesto que creer en dios me hace persona, pero eso no excluye que el que no crea este deshumanizado o sea menos persona que yo. Si así te ha parecido desde luego no es mi intención. "A mi" me hace persona,y otros conseguiran su grandeza personal sin ser creyente. Una cosa no es excluyente de otra.
    No me elevo por encima de nadie, que va. Por el mundo me he encontrado gente muy buena que no cree, y personas creyentes muy malas.
    Repito, no es excluyente, hablo solo de mí.
    En el tercer parrafo, te comento: no te conidero ni a ti ni a nadie menos persona que a mi o a otro que crea o simplemente tenga otros puntos de vista políticos, culturales o de lo que sea. En cuanto a la iglesia pasa una cosa en la que coincidimos. Yo soy creyente, cristiano, pero no tanto catolico. Discrepo con la iglesia seguramente en los mismos puntos de vista que tu. En otros estoy de acuerdo, asi que no me puedes acusar a mi personalmente de no hacer nada, la iglesia es algo que apoyo solo en pequeños casos. Una de mis frases favoritas es que "Dios y la iglesia tienen poco que ver". Pero tambien considero que la iglesia no obliga a nadie a ir. Quien este de acuerdo que participe, quien no, pues que no. Que otros católicos hagan lo que quieran. Hay una gran diferencia entre catolicos y creyentes, no olvides.
    Gracias por contestar, tus respuestas me apasionan.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta esta entrada porque encuentro de mucho mérito hacer esta declaración de intenciones, yo mismo lo he intentado a veces y me queda siempre una textura grumosa y confusa.

    Además me apasiona tu debate con thiago. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Yo te puedo prometer, pero creo que no es necesario, porque las palabras se las lleva el viento, Yo prefiero las obras porque dijo alguien santo que no recuerdo, obras son amores y las palabras se quedan en eso en palabras.
    Prefiero una tierna mirada mirada de un niño o un anciano que la palabrería de un vendedor de sueños.Pero sobre todo te prefiero a ti, porque todo lo que me has dicho en tu proclama me gusta.
    Besos y felices pascuas.

    ResponderEliminar
  16. Comparto contigo casi todo lo que dices. Y algunas frases te han quedado de lujo, como que a "un tonto siempre le queda la opción de aprender", y la de "No crecer, no me hace inmaduro, sino capaz de mirar el mundo cada día con ojos nuevos". Te doy toda la razón, y me recuerda los versiculos del Evangelio de Marcos que dicen que de los que son como niños es el Reino de Dios. Saludos, besos, y feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
  17. Uf, demasiadas promesas... De todas maneras, ojalá lo logres. Yo, por lo pronto, me quedo con lo último: ser feliz con uno mismo y, de paso, hacer felices a los demás.

    Feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  18. Argax: la verdad es que solo declaro las cosas que tengo bastante claras y creo que deberían ser verdades universales… tal vez por eso sale mas o menos bien el texto.
    Manuel: prometer, prometer hasta … Bueno ya sabes el dicho. Es cierto que las palabras se las lleva el viento; no obstante, al igual que he dicho ya antes, considero que hay ciertas cosas que deberían ser básicas en la vida de cualquiera y que no debería ser un problema prometerlas.
    Gracias por preferirme.
    Rober Tenique: Ojala fuera directo al reino de Dios, el día que me muera claro. Ha veces uno debe hacer un gran esfuerzo por volver a la sencillez, aquello que nos satisface. Pero el esfuerzo tiene la gran recompensa de la felicidad.
    Mari Carmen: lo mismo que a los anteriores. Esta conseguido ya. No son promesas difiles. No entiendo por que todos las veis tan complicadas. Llamar a un amigo que no tiene tiempo o creer en dios. Intentar hacer felices a los demás … ¿Qué dificultad tiene?..

    ResponderEliminar
  19. Cuanta sensatez hay en esas palabras, JFL. Aunque a ver si me inspiras un dìa en lo de la fe, que yo no la encuentro.

    Me paso otro dìa con màs calma que veo que me he perdido muchas cosas interesantes.

    Besotes!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...